Organización de las… » Sin categoría » La UNESCO estima que la…
25 Octubre, 2017 -

La UNESCO estima que la rendición de cuentas en la educación es fundamental para lograr los ODS

Foto UNESCO / Eddy Simaj

La presentación del Informe Mundial de Educación en Guatemala constituye un compromiso de la UNESCO y el Ministerio de Educación que busca lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

El Ministerio de Educación y la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura -UNESCO- en Guatemala presentaron este  25 de octubre del presente año, el Informe Mundial de Educación 2017/18.  Este año el tema es “Rendir cuentas en el ámbito de la educación: cumplir nuestros compromisos” y contó con la presencia de ministros, académicos, sociedad civil, jóvenes y medios de comunicación.

En el evento participó el Ministro de Educación, Oscar Hugo López, durante su intervención agradeció a la UNESCO en Guatemala el compromiso y apoyo de contribuir al sistema de educación del país. Además reiteró su compromiso de contribuir con la rendición de cuentas en el ámbito de la educación y aseguró que la transparencia es el comino para lograr el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible, en especial el objetivo 4 que busca garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, con oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos.

 

La presentación de los resultados del Informe Mundial de Educación estuvo a cargo del Dr. Julio Carranza, Director y Representante de la UNESCO en Guatemala quien hizo alusión el seguimiento a los progresos hacia la consecución de las metas relativas a la educación que figuran en los ODS, un mandato que 2015 la comunidad internacional encomendó al Informe GEM, “se están estancando los recursos y los que se gastan muchas veces no llegan a las aulas a causa de las malversaciones y la corrupción, la rendición de cuentas puede ayudar a progresar en la solución de estos retos. Además, la rendición de cuentas es un proceso que ayuda a las personas y a las instituciones a desempeñar sus responsabilidades al obligarlas a informar de cómo lo hacen” afirma el Dr. Carranza.

El  Carranza también señala que hay miles de personas que todavía no están escolarizadas y muchas que no adquieren unas competencias mínimas en la escuela. Además, indica que en Guatemala para lograr con los ODS, específicamente con el ODS4, los recursos de la educación deben estar alrededor del 6% del Producto Interno Bruto (PIB) o por encima de él. En Guatemala se encuentra debajo del 3%. Si esto se mide desde el porcentaje mismo, debe estar en el 15% y en Guatemala está por encima de ese porcentaje.

Aunque todo el mundo tiene una responsabilidad en la educación, la rendición de cuentas empieza por las autoridades estatales, que tienen la obligación primordial de asegurar el derecho a la educación. y no basta con limitarse a inscribir ese derecho en las leyes; los gobiernos también deben ponerlo en práctica. Por ello, la mayor parte de esta presentación se centrará en las recomendaciones para los gobiernos, aunque la versión íntegra del Informe contiene mucho más que eso.

Todos los países del mundo han ratificado por lo menos un tratado internacional que ilustra este compromiso. Sin embargo, solo en el 55% de los países los ciudadanos pueden llevar a las autoridades públicas ante los tribunales por violar el derecho a la educación y son aún menos los países en los que se ha utilizado esta posibilidad.

Las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad internacional deberían presionar para que en los ordenamientos jurídicos nacionales figure que se pueda exigir que se aplique el derecho a la educación.

La educación es una responsabilidad compartida y solo con nuestros esfuerzos aunados será sostenible el progreso en este campo, que es esencial para hacer realidad las ambiciones del Objetivo de Desarrollo Sostenible relativo a la educación (el ODS 4), que forma parte de la agenda 2030 de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas. A los gobiernos, las escuelas y los docentes les corresponde desempeñar un papel de vanguardia respecto a la educación, codo con codo con los estudiantes mismos y con los padres.

Lucía Verdugo, Oficial Nacional de Educación de la UNESCO, presentó la supervisión del objetivo 4 a dos años implementación que en la enseñanza primaria y secundaria por lo menos 1 de cada 2 niños no aprenden los conocimientos básicos y menos de 1 de cada 5 países garantizan 12 años de educación gratuita y obligatoria.

En cuanto a la enseñanza técnica, profesional, superior y de adultos, Lucía Verdugo, señala que más mujeres que hombres se gradúan, pero menos mujeres que hombres optan por cursar estudios en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

El Informe Mundial de Educación presenta las pruebas más recientes de los progresos alcanzados en Guatemala y el mundo en cuanto a la consecución de las metas relativas a la educación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y fue comentado durante la presentación por la Sra. Jacqueline de De León, de la Universidad del Valle de Guatemala y Francisco Cabrera, Consultor experto en educación.

Las personas marginadas son quienes sufren actualmente la mayoría de las consecuencias, pero también son los que más se beneficiarán si los encargados de formular políticas prestan suficiente atención a sus necesidades. Ante estos retos, junto a presupuestos muy ajustados y una mayor importancia concedida a obtener rendimiento del dinero en forma de resultados, Guatemala y los países están buscando soluciones, entre las cuales a menudo la rendición de cuentas ocupa el primer lugar.

La presentación del informe mostró todos los diversos enfoques de la rendición de cuentas en el ámbito de la educación, abarcó desde Guatemala y demás países que no están acostumbrados al concepto, en los que no se cuestionan las violaciones del derecho a la educación, hasta aquellos en los que la rendición de cuentas se ha convertido en un fin en sí misma, en lugar de un medio para alcanzar una educación y un aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos que sean inclusivos, equitativos y de calidad.

En el informe se recalca que la educación es una responsabilidad compartida. Aunque son los gobiernos los principales responsables de ella, a todos los actores – las escuelas, los docentes, los padres, los estudiantes, las organizaciones internacionales, los prestatarios del sector privado, la sociedad civil y los medios de comunicación – les corresponde desempeñar un papel en la mejora de los sistemas educativos. El informe recalca la importancia de la transparencia y la disponibilidad de la información, pero exhorta a manejar con prudencia los datos. Explica que debemos evitar unos sistemas de rendición de cuentas que den una importancia desproporcionada a unos resultados definidos de manera demasiado restringida y a unas sanciones punitivas.

En un mensaje la Directora General de la UNESCO, Sra. Irina Bokova afirma que “La expresión “rendición de cuentas”, aparece a lo largo de todo el marco de acción de la agenda 2030, lo que demuestra la importancia que la UNESCO y la comunidad internacional conceden a las funciones y examen para catalizar y vigilar los avances. Esto significa que los países deberían producir informes nacionales de seguimiento de la educación que expliquen su progreso con respecto a sus compromisos –  actualmente, solo lo hace aproximadamente la mitad de ellos y la mayoría sin regularidad-. La rendición de cuentas tiene que ver con interpretar las pruebas empíricas, determinar los problemas e idear cómo resolverlos. Tal debe ser la línea maestra de todos los esfuerzos que dediquemos para alcanzar una educación para todos, con elevada calidad y equitativa”.

Leer el Informe

 Contactos para la prensa:

Lucía Verdugo, Oficial Nacional de Educación, l.verdugo@unesco.org,

Eddy Simaj, Asistente Comunicación, e.simaj@unesco.org 

Participación en los debates en las redes sociales: @GEMReport / @UNSCOgt  #CuentaConmigo #QuienEsResponsable #GEM2017

<- Atrás, a la lista de noticias